Tarquinio Prisco

La consolidación de Roma está mezclada de interesantes Leyendas e Historia.

Tarquinio Prisco en el Trono

Una vez instalado en el trono, lo primero que hizo Tarquinio fue reanudar la guerra contra los latinos. Con la victoria, obtuvo más poder y se ganó la confianza de los romanos. Gracias a ese incremento de poder pudo dotar a Roma de nuevas defensas. Construyó también un famoso sistema de desagües llamado Cloaca máxima y comenzó a construir un templo dedicado a Júpiter en la colina del Capitolio.

Sucedió en ese entonces algo muy peculiar: En el palacio de Tarquinio, vivía la reina de uno de los pueblos sometidos como invitada o rehén. Esta reina tenía un hijo llamado Servio Tulio. Un día en que el pequeño Servio dormía en su cuna, apareció un halo misterioso de luz sobre su cabeza. Todos se asombraron al ver el raro espectáculo, que despareció apenas el niño despertó sin causarle daño.

Tanaquil, la esposa de Tarquinio , que le gustaba interpretar señales dijo: Esto quiere decir que este niño será grande y habrá que brindarle todos los cuidados y atenciones para protegerlo.

A partir de ese momento el niño fue tratado como un verdadero príncipe, prodigándole todo tipo de cuidados y atenciones. Cuando Servio creció, Tarquinio arregló que se casara con su hija porque lo consideraba su sucesor y así ella también quedaría acomodada en el trono.

Por otro lado, los hijos de Anco Marcio que todavía estaban enfurecidos con Tarquinio,

Porque lo consideraban un usurpador y deseaban vengarse, consideraron que había llegado el momento oportuno. Entonces, contrataron a unos pastores muy rudos para cumplir su cometido. Estos simularon una pelea frente al palacio y pronto fueron conducidos frente a Tarquinio para exponer las razones del alboroto. En ese momento, mientras uno de los pastores hablaba, otro se colocó a espaldas de Tarquinio y le clavó un puñal por la espalda.

Los pastores fueron capturados y confesaron quien los había contratado, pero de todos modos Tarquinio estaba gravemente herido. Como le era imposible continuar gobernando hizo llamar a Servio y le dijo:- Yo te he contado del prodigio ocurrido cuando eras niño. Que un halo de luz apareció sobre tu cabeza sin producirte daño. Esta era una señal de los dioses para anunciar que serías rey de Roma.-. Y agregó- Yo moriré pronto, así que ha llegado la hora de hacerte cargo del trono. Debes conducirte con prudencia y emplear la sabiduría para que tu destino sea glorioso.

El pueblo romano de había agolpado frente al palacio al tener noticias del brutal atentado.

Tanquil, entonces, se asomó a la ventana del palacio y le anunció al pueblo:- Tarquinio está herido, pero pronto se recuperará. Mientras tanto, los dioses desean que Servio Tulio ocupe el trono de Roma.

Búsqueda personalizada
INICIO